¡Bienvenid@!

Bienvenid@ a Shinobi Sensu. Sé participante de una nueva era de conflictos que azotan el mundo shinobi desde finales de la Cuarta Guerra Ninja. Treinta años han pasado desde entonces y las alianzas ya no existen, mientras que Akatsuki emerge lentamente como la amenaza que fue en el pasado. Escoge tu aldea con cuidado y prepárate a pelear. La gran batalla está cerca...



¡Conectate!

Ingresa con tu nick, Nombre y Apellido, se admiten iniciales.

Kages y Líderes


Sin Información
Hokage | Vacante
Últimos temas
» Darker Than Black Rol | Nuevo Foro | Apertura | Elite
Vie Abr 19, 2013 9:49 pm por Invitado

» Misión D: Guardián del Suburbio
Jue Abr 18, 2013 4:33 pm por Enma

» Zero no Tsukaima (Afiliación élite)
Jue Abr 18, 2013 2:55 pm por Invitado

» Misiones: Adhal
Jue Abr 18, 2013 2:00 am por Bagashama Hiromi

» Taller Hourichi
Miér Abr 17, 2013 5:23 pm por Natsuki Horiuchi

» Misiones de Enma
Lun Abr 15, 2013 8:16 pm por Oni Shiro

» Una vez más... sólo que esta vez será breve. (?)
Dom Abr 14, 2013 3:50 pm por Natsuki Horiuchi

» Armas y equipo de Natsuki Horiuchi
Dom Abr 14, 2013 6:18 am por Natsuki Horiuchi

» Tienda de Armas
Dom Abr 14, 2013 5:51 am por Natsuki Horiuchi

» Taller Marionetista y Destilería: Adhal
Dom Abr 14, 2013 3:40 am por Adhal




Afiliados Élite















Créditos&Copyright

Skin diseñado por Skaôi de SourceCode con gráficos de Yūutsu-fū y edición de Gensô Dokuhebi. - Slideshow de PYRITE WOLF.--------------------- Tablillas de RANMA.----------- Skin aplicada el 20/12/12.------------- ---------- Gracias a los diseñadores de SourceCode por permitirnos hacer uso de su trabajo.

Unstoppable.

Ir abajo

Unstoppable.

Mensaje por Nebel el Miér Dic 26, 2012 11:39 pm



En la oscuridad de un bosque cubierto por enormes hayas, las hojas crujían manchadas por la neblina que se escurría entre las ramas y los robustos troncos mancillados por el frío. La fugaz sombra se deslizaba esquivando ágilmente las ocurrencias de la frondosidad infernal de aquel hueco del mundo. No pensaba detenerse, por más que su vista se encontrara disminuida por la bruma y su piel se crispara en la gélida cólera de aquella mañana invernal. Sus pasos eran acechados por otra sombra, mucho más grande que la suya, que a pasos lentos y agigantados buscaba tragar su carne y devorarla por completo, otorgándoles la victoria a sus reyes terrenales. Un titán caníbal que destrozaba, aniquilaba cualquier inmundicia que se cruzara por su gloriosa frente. Los cabellos rojizos de la joven se pegaron a su piel en cuanto detuvo el paso y enfrentó a aquel titán. Sus ojos de jade brillaron en la penumbra, y ella, rápida y sagaz, dejó que la estocada del filo mortal cayera sobre las fauces del endemoniado ser.

Viscosa, carmesí, ígnea brotaba la sangre del titán, cayendo por sus fauces como un torrente. Un aullido resonó entre el bosque de penumbras, anunciando la llegada de un ejército infernal… Separó su espada, la blandió como si hubiera absorbido la cólera del animal que había asesinado. Decidida, sin dejar en su postura ofensiva ni un mínimo margen de error.

La victoria sería sólo y tan sólo para sus dioses, su luna brillando en el cielo y aquellos quienes dejaban que las estrellas brillaran con fervor esa noche, sólo para ella. La vorágine de sombras que se creó tras aquella vista infernal dejó al Jaguar tras ese manto renegrido de figuras extrañas que, desdichadas, clamaban con sus frágiles voces un cántico incomprensible…


En ese mismo momento, despertó de un salto. Se mantuvo agitada, buscando por todos lados su espada. No entendía bien porqué lo hacía, parecía necesitar asegurarse de que estuviera allí. La noche fría azotaba el campamento de los ninjas de Otogakure. El jaguar de rojiza cabellera había perdido el sueño a la hora más oportuna de la madrugada. Observó su reloj de bolsillo y las cuatro de la mañana le pesaron en los párpados como una sentencia, que parecían haber adaptado alguna propiedad extraña del plomo en aquel mismo momento. Volvió a tirarse junto al fuego, en la rudimentaria bolsa-cama que había llevado. Sentía un dolor de cabeza magnánimo. Una jaqueca digna de una mujer histérica que alcanza temprano una menopausia insoportable. Y cómo no sólo ella puede estar despierta, debería compartir su maldito insomnio con alguien más, necesitaba… algo le urgía porque despertara a alguien para molestarlo infinitamente hasta que la golpeen por su inoportuno comportamiento y se duerma por algún curioso desmayo.

Observó a sus compañeros. La pequeña niña de porcelana dormía como un osito de peluche, al lado del tipo extraño del cual, por prestar tanta atención a las exquisitas formas de su nuevo sensei, no sabía nada. Como si fuera poco, tras varios problemas temporales y aleatorios mentales, tenía un gran problema de distracción. Observó el bosque y se quedó mirando al cielo cubierto de espesas nubes sin ninguna condenada estrella ni un mísero rayo de luz de luna que alumbrara un poco los alrededores. – Ya me olvidé donde estamos… ¿dónde dijo que íbamos? Por ahí por… algo de hierro dijo, no se – recordaba que habían marchado con dirección al sur, sureste. Pero las fallas de su mente ese mismo día no le habían dado la gran idea de escuchar con atención algunos detallecitos. Quizás los recordaba, pero a las cuatro de la mañana en la ira insomne que brotaba desde su impotencia – sintiendo que no podría hacer mucho… todos dormían y ella no podía pegar los ojos. – no parecía el mejor momento para que su pobre psique funcione correctamente.

Se levantó, y pensó en dar un paseo por el bosque. Bosque frondoso sin gracia alguna. Se adentró en el mismo, cubierto de neblina. Observó más allá y lo único que podía verse era como la neblina se espesaba cada vez más, transformándose en una niebla impenetrable. – Ni siquiera merece que la llamen niebla – pensó al ver la lejanía – eso tiene que tener un nombre que deje en claro que no se puede ver absolutamente NADA. – permaneció quieta vislumbrando las débiles figuras de los árboles – Debería mejor irme a dormir – sopesó, creyendo que perderse en medio de una misión de tal calibre no sería la mejor idea que podría tener. Tan cansada como desanimada, volvió al incómodo saco-bolsa-lo-que-fuera para dormir. Pero su hermosa inteligencia no le permitió observar por donde iba. Tropezó con un obstáculo desconocido antes de llegar a su destino. De bruces en el piso, sintió al menos algo cálido en el paraje. El suelo parecía más tibio que el ambiente mismo. – Listo. Me duermo acá, no importa – balbuceó.

Sintió algo moverse bajo su pie. La asumida roca con la que había tropezado parecía adoptar características humanas… Es más… había resultado ser su nuevo maestro. Se estaba girando para observar cómo el rostro del hombre se transformaría en el de un demonio, pero prefirió no mirar. Se excusaría con que era sonámbula o algo. ¿O si ya lo había despertado antes y había estado viendo? ¿O si no creería su excusa? Desde luego, la buena suerte de la joven no le permitía ser buena mintiendo. Aparentando si, negando verdades… no era su especialidad.
Intentó levantarse, para dejar de importunar a Chunin, que para su sorpresa aún no la había pateado cien metros lejos del lugar. En un esfuerzo, se disculpó con la voz más inocente que pudo encontrar en su repertorio – Perdón… pensaba dar un paseo porque no podía dormir – bajó la mirada, ahora sentada a un lado del lecho del vampiro de Otogakure me cuesta conciliar el sueño – explicó, alejándose un poco. Aún no se acostumbraba a la tranquilidad de las personas de Otogakure… menos al extraño sensei que tenían. Despertaba su curiosidad, de alguna manera.
53 líneas de mierda


Última edición por Arashi'ha el Vie Dic 28, 2012 10:40 am, editado 1 vez (Razón : Conté mal las líneas :v)









{Ficha} || {Perfil}

Narrative #c9cc95| Spoken #92c26b | Thoughts
avatar
Nebel
Gennin
Gennin

N/A

Femenino

Aldeano

Kaguya

Ninjutsu

Fuuton Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 21/11/2012

Tu ninja
Ryous: $500

Volver arriba Ir abajo

Re: Unstoppable.

Mensaje por Kyuketsuki Kuroi el Jue Dic 27, 2012 12:54 am

- Pero...qué...¿Qué carajos? - susurró el joven mientras abría un poco sus ojos y observaba como la chica parecía estar pateando el saco de dormir mientras se revolcaba por el suelo. ¿A caso se le había metido una araña? Pero pocos segundos pasaron antes de que la chica se levantara de su sobre de dormir y caminara hacia adentro del bosque. [Ahhh...eso era. Seguro se le debía estar retorciendo la vejiga para llegar a esos extremos.] razonó el joven, y a continuación volvió a cerrar sus ojos y cruzó sus brazos, manteniendo aún su espalda contra el tronco de aquel árbol.

Morfeo no demoró en acunarlo nuevamente, con el ruido de la madera quemándose en la pequeña fogata que tenían a su lado, pero un nuevo sonido invadió sus oídos. La muchacha había caminado de regreso, pero este pensó que lo vería...error. La muchacha se cayó sobre este en cuestión de segundos, lo que tomó completamente por sorpresa al joven. No llegó siquiera a ponerse de pie, antes de que la chica se disculpara con el por haberse caído con una voz tan llena de inocencia que desentonaba con sus rasgos físicos. Este no pudo más que esbozar una tierna sonrisa hacia la muchacha. - Está todo bien, Arashi-kun. No hay rencores. - mencionó el vampiro a medida que observaba como la chica se acomodaba a un lado de el y recostaba su espalda contra el árbol.

- Sabes, yo no suelo dormir por las noches. Siento que Nocturnal me abraza bajo su protección. Me siento protegido en las sombras, más que en el día. Por eso, acostumbro a conciliar el sueño por las mañanas. Dime, ¿Hay algo que te atormente? ¿Algo que no te permita dormir? - cuestionó curioso el vampiro, a medida que giraba su rostro en dirección a la muchacha y la observaba fijamente a los ojos, esperando una respuesta por parte de esta, o tal vez no.

avatar
Kyuketsuki Kuroi
Ninja Caído
Ninja Caído

Otogakure

Masculino

Aldeano

Sin Clan

Genjutsu

Fuuton Mensajes : 415
Fecha de inscripción : 12/08/2012

Tu ninja
Ryous: $ 19000

Volver arriba Ir abajo

Re: Unstoppable.

Mensaje por Nebel el Lun Dic 31, 2012 2:54 pm

Arashi se quedó perpleja ante la breve explicación de los hábitos de su sensei. – Al fin de cuentas, parecía que el vampiro había estado despierto todo el tiempo. Le preguntaría quién era ese o esa tal Nocturnal que lo abrazaba todas las noches. – ¿Tendrá novia? – se preguntó a si misma, abstraída de cualquier pensamiento relevante. Habría tiempo para eso después. Él hizo una pregunta bastante oportuna… para alguien que no había realizado ninguna misión en su vida. La verdad que preocupada estaba. Los últimos entrenamientos que había hecho la dejaban un poco decepcionada. En los cuales su Ninjutsu se ponía a prueba, tenía que esperar bastante tiempo para recuperar su chakra – como si lo estuviera utilizando mal o como si le faltase aguante. Y por lo que parecía la misión… necesitaba estar bien preparada para cualquier cosa. Más que nada para resistir. – En realidad… tengo dos preocupaciones ahora. – le comentó conteniendo una risa, como si en sus entrañas supiera que una de sus preguntas no venía al caso. – Estoy algo nerviosa por la misión… y no me podía dormir pensando en qué es lo que me quedó sin mejorar - explicó, y tras una leve pausa le dijo – y… aparte de eso, ¿quién es Nocturnal? – sonreía en su propia ignorancia, a la espera de una respuesta que al menos fuera… levemente amable.

53+11: 64









{Ficha} || {Perfil}

Narrative #c9cc95| Spoken #92c26b | Thoughts
avatar
Nebel
Gennin
Gennin

N/A

Femenino

Aldeano

Kaguya

Ninjutsu

Fuuton Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 21/11/2012

Tu ninja
Ryous: $500

Volver arriba Ir abajo

Tir N-aill

Mensaje por Kyuketsuki Kuroi el Lun Dic 31, 2012 4:56 pm

Comprendió por un momento la preocupación de la joven y a continuación procedió a sonreirle. - Sabes...la primera vez que fui a un examen Chunnin con mis dos compañeros de equipo, estos aprobaron con honores y yo desaprobé. No fui más que una carga para ellos. La segunda vez que di el examen Chunnin, mi oponente no tuvo oportunidad. No solo eso, reté al examinador de mi primer examen, pero no se movió. Hoy soy conocido a lo largo del mundo por mis logros en batalla, como el primer shinobi de Otogakure en causar problemas desde la última gran guerra. - comentó este lleno de orgullo de su relato, y clavando su mirada en el fuego que los acompañaba en aquella noche. Giró su rostro hacia la chica y terminó con la última parte de su anécdota - No importa que tan preparado estés físicamente para algo, lo más probable es que nunca estés suficientemente preparado para las situaciones de vida que enfrentarás siendo shinobi. - comentó este mientras movía su diestra y colocaba la palma de su mano sobre el pecho de la muchacha - Debes estar preparada aquí...y en tus ojos puede denotarse que lo estás. - comentó este en tono paternal, a medida que continuaba mirando el fuego.

La siguiente pregunta de la chica lo sorprendió y le arrebató una sonrisa de sus labios. - Bueno, ya que no puedes dormir, te contaré una historia para que duermas. - observó el fuego que tenían cerca y aclaró su garganta para poser comenzar a relatar.




- Nuestro universo se divide en dos partes, este, el universo físico, y un universo de esencias llamado Tir N-aill, donde habitan todos los dioses. Akatosh, dios del tiempo, entró en disputa con uno de sus hijos, Arkay. Arkay, el dios de la vida y la muerte, argumentó que era incluso más fuerte que sus padre y que su madre, Nocturnal, la diosa de la oscuridad. Akatosh no toleraría dicha insolencia de parte de su hijo, por lo que procedió a castigarlo con su martillo sagrado. Arkay no era débil, por lo que con su lanza de color azabache se puso en postura defensiva. Su padre era más fuerte y cada golpe que daba hacía retroceder a Arkay. Este comprendió que si iba a ganar, debía hacerlo con velocidad. Así fue como Arkay dio un gran salto hacia atrás y comenzó a correr a la mayor velocidad que un dios podía alcanzar, incluso alcanzando la de su hermana Kinareth, diosa del viento. Al alcanzar a su padre, este lanzó el golpe más fuerte que un dios podía lanzar y ambos golpes chocaron. La magnitud de los ataques fue tan pero tan grande, que la chispa que se creó por el roce de metales fue una explosión tan fuerte que dio origen a nuestro universo físico. Nuestro universo físico se superpuso con Tir N-aill y los dioses de vieron descompuestos en sus esencias y se mezclaron dentro de nosotros. Entonces, cuando el viento acaricia tu rostro, es en realidad es la caricia de Kinareth sobre tu rostro. Hay muchos dioses, cada uno tiene su propia personalidad, y hay que ganarse el favor de ellos. Pero el no te diré como hacerlo. jajajajajaj - rió este de forma pícara y a continuación continuó su relato. - Dice la profecía, que cada vez que un dios decide llevar a cabo una acción en nuestro mundo, nace una persona que porta la esencia de algún dios. - comentó el vampiro con su mirada perdida en el fuego.

Movió su cabeza veloz mente en ambas direcciones y a continuación metió su mano dentro de su sobretodo. Agachó su cabeza y se sacó un collar que llevaba puesto, eran una especie de dos cuadrados superpuestos, formando un octagono y una esfera violeta en el medio. Tomó su collar con las dos manos y le colocó el collar a Arashi al rededor del cuello. - Este es el collar de Arkay. Mientras lo lleves puesto, el dios de la vida y la muerte estaría custodiando tu destino, y no te dejará morir. A mi, me protege mi fe. - comentó el vampiro mientras le dedicó una sonrisa a la muchacha.
avatar
Kyuketsuki Kuroi
Ninja Caído
Ninja Caído

Otogakure

Masculino

Aldeano

Sin Clan

Genjutsu

Fuuton Mensajes : 415
Fecha de inscripción : 12/08/2012

Tu ninja
Ryous: $ 19000

Volver arriba Ir abajo

Re: Unstoppable.

Mensaje por Nebel el Lun Dic 31, 2012 6:43 pm

– Kinareth? – preguntó con curiosidad la chica, después de escuchar la historia de su maestro. – No creo que ella quiera favores de mi parte – le comentó sonriendo, conociendo que recién comenzaba su camino ninja - ¿quién podría necesitar de un gennin? – ¡Pero te apuesto que el día en que me convierta en Jônin seguro va a venir a buscarme! – clamó en la voz más tranquila posible, intentando no despertar a sus compañeros. Dicho esto, él le colocó un collar alrededor del cuello, y le explicó, sumidos en la penumbra. -“Este es el collar de Arkay”- el colgante emanaba una extraña luz ausente…

Pero… había algo que no comprendía. ¿Por qué le entregaría un regalo semejante? De los ahí presentes ella era el Genin más despreciado en la entera academia, condenada a desencajar, sin importar dónde fuera en la villa. No conseguía explicarse por qué. Si bien no comprendía sus razones, comenzó a pensar que ser de alguna utilidad para su aldea, o al menos podría ayudar a su pequeño grupo que comenzaba a formarse. – ¿Me acompañarás en algunas misiones después de esta? – le preguntó. – Aunque ahora que tengo este colgante seguro puedo hacer hasta una misión A sola, ¿a que no? – rio mientras se ponía de pie y avanzaba hacia la oscuridad, invitando al vampiro de ojos claros para que la siguiera. – Quiero mostrarte un par de cosas por las que Kinareth seguro me vendría a buscar – y así, desapareció en la oscuridad.

- Tô~ bo~ e~ -
apenas audible se hizo su voz en la espesura, como un cántico que invocara a algún espíritu demoníaco personal. La luna, cubierta por cúmulos negros, no alcanzaba aquel rincón olvidado de las naciones ninja. Quería probar su punto y con seguridad lo haría. Ejecutó una serie corta de sellos y el viento comenzó a escurrirse entre los árboles, creando una melodía lóbrega en las gélidas tinieblas. El viento aullaba al chocar con los árboles, opacando cualquier sonido menor.

De las sombras emergió la joven, veloz como el viento mismo, con su puño cubierto por una energía etérea, tiznada en azul. Se proponía atacar a su sensei, sabiendo que sus reacciones serían mejores que las de ella… Pero con el único propósito de mostrarle cuáles eran sus habilidades. Confiaba en sí misma – lo justo y necesario; justo como para saber que no era tan inútil como parecía. Su golpe no estaba preparado para asestar, sino para pasar a un lado de él. Era probable que su maestro se moviera del lugar, pero de no crear una distancia importante podría sentir los efectos de su técnica…

- ¿Crees que quizá le pueda caer bien a Kinareth? –
cantó su dulce voz, impaciente por escuchar la opinión del vampiro.


Técnicas:
Shōdō no kūki 衝動 の空気: El ninja controla corrientes de aire para impulsarse a si mismo y con esto aumentar su velocidad. Los impulsos no son constantes. La técnica sólo requiere un sello.
Tōboe-fū 遠吠え風: El usuario controla una pequeña pero fuerte corriente de viento que se escurre por la zona que lo circunda, atravesando la estructura de diversos obstáculos que allí se encuentren, creando así un sonido increíblemente molesto para el oponente, que puede confundirlo tanto como distraerlo. Dependiendo de la fuerza que se le de al jutsu, puede generar sonidos tan fuertes que bloqueen genjutsus sonoros de bajo rango.
Kazegafuku 風が吹く: El usuario acumula una pequeña corriente de aire en su puño, palma de la mano o cualquier parte de su cuerpo con la que quiera atacar al oponente. Al dar el golpe la presión del aire hace que éste sea más fuerte que uno común y corriente. En muchos casos, el shinobi no necesita tocar al enemigo puesto que la corriente de aire forma una barrera. Obviamente, la potencia del golpe dependerá de la fuerza y de la habilidad en ninjutsu del shinobi en cuestión.

64+22: 86









{Ficha} || {Perfil}

Narrative #c9cc95| Spoken #92c26b | Thoughts
avatar
Nebel
Gennin
Gennin

N/A

Femenino

Aldeano

Kaguya

Ninjutsu

Fuuton Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 21/11/2012

Tu ninja
Ryous: $500

Volver arriba Ir abajo

Re: Unstoppable.

Mensaje por Kyuketsuki Kuroi el Miér Ene 02, 2013 12:34 am

Al parecer su historia había llegado al corazón de aquella adolescente, el fuego de emoción y confianza era fácilmente apreciable en sus ojos jade. El vampiro sonrió ante tal aceptación de las creencias que el tenía, por parte de la joven, y se regocijó de júbilo al escuchar que la muchacha ya se sentía en confianza con Kinareth, la diosa del viento, la cual a su vez según contaba la leyenda, era la diosa de la luz, la sanación y era considerada como la diosa más bondadosa de Tir N-aill.

- Si tienes fe en ella, de seguro te buscará cuando seas Jounnin. En cuanto a las misiones, claro que te llevaré a hacer misiones. Y si, probablemente hasta una misión A puedas llevar a cabo sin morir, porque tanto Arkay como yo te protegeremos. - comentó con una gran sonrisa el vampiro, cuando de pronto la chica lo hizo levantarse y seguirla a la mitad del bosque. [Ohh, espero que no me pida ESO...es muy chica para mi, además...no he estado con nadie desde Nomu...] se perdió en sus pensamientos el vampiro a medida que seguía a la joven hacia el bosque.

El sonido del aire moviéndose por todo el bosque hizo un fuerte sonido. El vampiro cerró sus ojos, intentando encontrar la posición desde la que provendría el siguiente golpe, pero el sonido del viento contra las hojas era tan fuerte que no le permitía encontrar la posición exacta desde la cual provendría el golpe. Pronto la joven se dio a conocer por uno de los costados del Shinobi y este la pudo observar en detalle. Su postura de batalla, sus estrategias, sus técnicas...al verla correr, podía ver sobre ella la figura fantasma de Nomu corriendo hacia el para lanzar un feroz ataque.
El vampiro no se movió de su lugar, esperó a recibir el ataque pero este no iba exactamente dirigido a él, sino que el golpe pasó por su espalda a más o menos un metro de el, pero tras ese ataque había una fuerte ráfaga de viento que le hizo tambalear hasta tener que hacer fuerza para ponerse de pie durante los siguientes segundos.

- Vaya, ese ataque fue muy fuerte. Al parecer, tienes un dominio del ninjutsu mucho mejor que el mío. Te felicito. Ahora entiendo por qué la gente habla tanto de ti en la aldea. - comentó el vampiro mientras se daba media vuelta para observar a la chica. Era todo una promesa, seguramente llegaría lejos en el mundo ninja.
avatar
Kyuketsuki Kuroi
Ninja Caído
Ninja Caído

Otogakure

Masculino

Aldeano

Sin Clan

Genjutsu

Fuuton Mensajes : 415
Fecha de inscripción : 12/08/2012

Tu ninja
Ryous: $ 19000

Volver arriba Ir abajo

Re: Unstoppable.

Mensaje por Nebel el Lun Ene 07, 2013 10:59 am

Su mente divagaba en el deseo de conocer a todos los dioses que él proclamaba con júbilo, con un fervor extraño, rozando la línea de ser enfermizo. El hombre de cabellos blancos entramaba la historia de sus dioses como si él hubiera estado presente. Sus historias parecían tan reales que podrían considerarse insólitas, en la manera menos positiva existente…
Pese a ello, la joven no parecía molestarse ni tampoco distanciarse. Ella no conocía los nombres de sus dioses, pero asumió que debían ser "familiares" a los que su clan rendía culto. Otrora, ellos adoraban al Dios celestial de la Justicia y el Orden, llamado "Jyggalag”, un omnipotente ser rodeado de luz, quien cargaba una monumental armadura astral. Según las historias que los ancianos de su clan contaban, antiguamente se realizaban festivales en su honor, y el dios favorecía con creces a los Hinoiri. La abundancia y el poder militar estaban a la orden del día. Al gran señor del consejo, cabecera de su rama del clan, “Shōtotsu” le encantaba asistir a la academia para rememorar esas historias, dejando increíbles relatos de oráculos y ocurrencias estrafalarias del Dios incrustados en sus tiernas memorias de niños. Discursos que podían tardar tardes enteras, con los chicos atrapados en un relato increíble de batallas épicas. Una vez, por curiosidad ella se atrevió a preguntar por qué no se le rendía más culto al Dios. El abismal hombre de proporciones titánicas respondió con seriedad: “Los Dioses castigaron a Jyggalag por otorgarnos la fortaleza, juzgándolo de injusto y corrupto. Entonces lo convirtieron en un bufón, quién trajo en varias oportunidades desgracias al clan. Nadie se atreve a hablar mucho de él, y hasta en este momento me incomoda mencionarlo, jovencita. – Explicó el hombre, agachado frente a ella, como si estuviera relatando un complot milenario – pero no te preocupes, ese pseudo-dios no nos ha jugado más bromas desde hace bastante tiempo. Ya son historias de antaño – la joven asumió que ya eran relatos antiguos, como esos que contaban de la creación de todas las cosas. Su memoria no alcanzaba para recordar tanto mito inservible para sus ocupaciones del momento. Nadie en la aldea contaba “revelaciones” o poseía tanta información y conocimiento como el aclamado vampiro de Otogakure. ¿Qué otras historias ocultaría el hombre que prefería no contarle? Ella, en lo profundo de su ser, esperaba con ansias que él quisiera contarle más de sus dioses.

- ¿Sería prudente que se lo cuente al sensei? – pensó para sus adentros, más la oportunidad no parecía ser la indicada. Las historias eran cosa del pasado y ahora su mente estaba ocupada con un par de preocupaciones más importantes. Su resistencia no era la más… apreciable, por lo que le comentó – Si bien puedo hacer jutsus fuertes como estos… no puedo hacer un sinfín en una batalla… me gustaría poder hacer más justus maestro, ¿Podrías ayudarme? – susurró la tierna voz del jaguar, como si maullase suavemente el pedido de una caricia de su dueño.

Seguramente tendría la posibilidad de hacer tres… o cuatro jutsus más, pero no eran suficientes para un combate.


86+26=112 : +2 de resistencia









{Ficha} || {Perfil}

Narrative #c9cc95| Spoken #92c26b | Thoughts
avatar
Nebel
Gennin
Gennin

N/A

Femenino

Aldeano

Kaguya

Ninjutsu

Fuuton Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 21/11/2012

Tu ninja
Ryous: $500

Volver arriba Ir abajo

Re: Unstoppable.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.